Sistema de apoyo para la toma de decisiones en la gestión de la calidad del aire.

Published by Instituto Gulich on

Sistema de apoyo para la toma de decisiones en la gestión de la calidad del aire. Implementación operativa de un producto espacial de PM10

A través de un consorcio entre la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), el Instituto de Altos Estudios Espaciales “Mario Gulich” (IG, CONAE/UNC) y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación Argentina (MAyDS), por medio de un Convenio Específico sobre Aplicaciones Ambientales de Imágenes Satelitales para Monitoreo de Gases, Aerosoles y Quemas de vegetación, se presentó a la convocatoria Empatía el proyecto: “Sistema de apoyo para la toma de decisiones en la gestión de la calidad del aire. Implementación operativa de un producto espacial de PM10”, y fue seleccionado entre 70 propuestas.

Un llamado a financiamiento para proyectos de Inteligencia Artificial para el desarrollo en América Latina y el Caribe, organizado por la Iniciativa Latinoamericana por los Datos Abiertos (ILDA) y el Centro Latam Digital, con el apoyo del Centro para el Desarrollo Internacional (IDRC) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en coordinación con la iniciativa FAIR-LAC (una alianza entre los sectores público y privado, la sociedad civil y la academia, para incidir tanto en la política pública como en el ecosistema emprendedor en la promoción del uso responsable y ético de la IA).

Serie de mapas que muestran una importante disminución de la contaminación atmosférica en la ciudad de Córdoba, en el marco de la cuarentena establecida por la pandemia de coronavirus.

En Argentina, la gestión de la calidad del aire es un problema difícil de atender por la falta de mediciones continuas que sirvan para generar un diagnóstico y un estado de situación. En este sentido, las tecnologías satelitales permiten visualizar regularmente extensas superficies, facilitando su monitoreo. El desarrollo de mapas de contaminantes atmosféricos es un tema novedoso, aún con poco desarrollo en Latinoamérica.

El material particulado es un contaminante que afecta la salud de la población causando enfermedades crónicas en el sistema cardiorrespiratorio e incluso es clasificado como carcinogénico de tipo I por la Organización Mundial de la Salud (OMS). A su vez, contribuye al cambio climático por su interferencia en el balance radiactivo. Debido a que en Argentina es un parámetro poco monitoreado, se desconoce el grado de afección al que está expuesta la población.

Serie de mapas que muestran una importante disminución de la contaminación atmosférica en la ciudad de Buenos Aires, en el marco de la cuarentena establecida por la pandemia de coronavirus.

En este proyecto se propone el desarrollo de mapas de la concentración diaria y mensual en superficie del contaminante PM10 (pequeñas partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento o polen, dispersas en la atmósfera, y cuyo diámetro aerodinámico es menor que 10 µm) para toda Argentina, a partir de la combinación de información satelital en un modelo Random Forest. Esta implementación operativa tiene la intención de facilitar el acceso a este tipo de datos a investigadores y técnicos involucrados en el estudio de la calidad del aire y a la toma de decisiones para la gestión ambiental en el país. Incentivar el debate, en esferas de gestión, académica y público en general, acerca de la calidad del aire que respiramos y promover el uso de información satelital de contaminantes atmosféricos, en el estudio de casos particulares, monitoreo continuo y validación de modelos de calidad del aire, como dato complementario a las mediciones de campo y teledetección de superficie.

Este proyecto busca facilitar el acceso al conocimiento, acercando mapas de los niveles de material particulado y el riesgo a enfermedades al cual puede verse expuesta la población. Esto cobra vital importancia para el desarrollo de estudios epidemiológicos en el marco de la pandemia del COVID-19, donde novedosos estudios señalan la relación entre este contaminante y los casos graves de la enfermedad. Se espera que esto conduzca a una toma de consciencia, a un empoderamiento por parte de la ciudadanía y al surgimiento de medidas para su protección y mejora.

A su vez, representa una innovación tecnológica puesto que brinda la posibilidad de contar con información exhaustiva de una variable ambiental de alto interés para el estudio y gestión de la calidad del aire mediante el uso de inteligencia artificial. Gracias a la implementación operativa serán publicados regularmente los niveles de material particulado, un producto con alto valor agregado para distintos campos de aplicaciones sociales.

Categories: NOTICIAS