Incendios en Córdoba

Published by Instituto Gulich on

Incendios en Córdoba

Los incendios son uno de los principales disturbios en las sierras de Córdoba. Entre 1999 y 2017 se quemaron más de 700.000 ha. en el sector serrano que comprende a las Sierras Chicas, las Sierras Grandes, las Sierras del Norte y las Cumbres de Gaspar, lo que equivale al 29% de la superficie que estas ocupan. En este periodo tan corto de tiempo algunas zonas llegaron a quemarse hasta cuatro o más veces, lo que significa una alta frecuencia de incendios.

Juan Pablo Argañaraz, Dr. en Ciencias Biológicas – Nota para Telefé CÓRDOBA, Archivo 21 de Agosto 2020.

Además de las consecuencias ambientales de los incendios, ya mencionadas en el video, el fuego también representa una amenaza para la seguridad de las personas y para los bienes materiales. En los últimos años, las sierras de Córdoba han sufrido un proceso de expansión urbana de baja densidad, con viviendas que quedan rodeadas de vegetación natural. Este tipo de urbanizaciones, llamadas Interfaz Urbano-Rural, aumentan el riesgo de daños al encontrarse las viviendas rodeadas del material vegetal que es el combustible del cual se alimentará el fuego. De acuerdo a estudios realizados por los investigadores en el Instituto Gulich/CONAE, entre el 70 y 80 % de las viviendas expuestas al fuego en Córdoba pertenece a este tipo de urbanización.

La gran mayoría de los incendios que ocurren en la provincia de Córdoba son de origen antrópico, pudiendo ser intencionales, accidentales o por negligencia. A pesar de estar prohibido el uso del fuego por ley (Ley Provincial de Manejo del Fuego N° 8751), el fuego es utilizado para renovar pasturas para el ganado y para reemplazar áreas de bosque por explotaciones agropecuarias y desarrollos urbanísticos. También, el fuego se utiliza en basurales a cielo abierto para disminuir el volumen de basura y controlar plagas, los cuales bajo condiciones adecuadas pueden escapar de control y propagarse a la vegetación circundante.

La problemática del fuego está presente en muchos ecosistemas del mundo, siendo un ejemplo reciente los grandes incendios ocurridos en Australia durante la temporada 2019/2020, que afectaron más de 10 millones de hectáreas (casi 2/3 de la superficie de la provincia de Córdoba). Si bien la estrategia de gestión del fuego a nivel mundial tradicionalmente se orientó hacia la supresión total del fuego, en los últimos años el enfoque está cambiando hacia una estrategia orientada a aceptar que los incendios no se van a poder evitar en un 100 %. Esta aceptación no implica dejar de lado tareas preventivas tendientes a minimizar la ocurrencia de incendios antrópicos descontrolados y la implementación de sistemas de alerta temprana, sino que implica además, hacer un manejo de la carga de combustibles (vegetación) a nivel del territorio, para que cuando ocurra un incendio este se pueda controlar y contener, evitando que el fuego sea muy intenso y que se propague afectando grandes superficies.

Incendios en el valle de Punilla, provincia de Córdoba, vistos desde el spacio. La Unidad de Emergencias y Alertas Tempranas de la CONAE, elabora imágenes satelitales y mapas que muestran la evolución de los incendios en las sierras cordobesas. 

Se muestra una vista general obtenida por el sensor Modis del satélite Terra de la NASA el día 24/08/2020, donde se observa en color naranja oscuro las áreas quemadas, en rojo brillante los frentes de fuego y en gris tenue, la columna de humo que producen. En otra vista, del satélite Sentinel 2 del día anterior, 23/08/2020, se observa con mayor detalle la superficie quemada en naranja oscuro y los frentes de fuego en rojo brillante.

Las imágenes se reciben en la Estación Terrena Córdoba del Centro Espacial de la CONAE en Falda del Cañete, es elaborada por nuestros profesionales y se ponen a disposición de los organismos responsables de mitigar la emergencia.

FUENTE – Comisión Nacional de Actividades Espaciales – CONAE

Categories: NOTICIAS