Becarios en el Instituto Gulich

Published by Instituto Gulich on

Becarios en el Instituto Gulich

A lo largo del 2019 y 2020, la Familia del Gulich fue creciendo.

No queríamos dejar pasar ésta oportunidad para presentar a quienes están  haciendo ciencia, por medio de sus Becas Doctorales y Post Doctorales, en nuestro Instituto.

Ella es: Mariela Aguilera Sammaritano, tiene 32 años y es Dra. en Ing. Química, Lic. en Biología.

Con su beca Post Doctoral de CONICET, está trabajando sobre “Caracterización de la contaminación troposférica regional y local, mediante mediciones de campo con instrumental satelital y aerotransportado, y modelado teórico.”

A Mariela le encanta trabajar en equipos interdisciplinarios, la movilizan los temas ambientales y siempre está aprendiendo algo nuevo

Ella es: Carolina Baldini. tiene 37 años y es Dra. en Ciencias Agrarias, Lic. en Biología (orientación Zoología)

Con su Beca Post doctoral en Temas Estratégicos del CONICET, está trabajando sobre “Evaluación de los determinantes biofísicos y antrópicos de las dinámicas espacio-temporales del fuego en el chaco serrano: un aporte al ordenamiento territorial y al desarrollo de socio-ecosistemas resilientes.”

A Carolina le encanta el trabajo multiactoral y transdisciplinario, nos cuenta que siempre trata de trabajar en equipo y vincularse con otras personas en sus trabajos, que tengan distintas trayectorias y experiencias, eso le permite ampliar su mirada de la realidad. Le gustan los espacios de reflexión y discusión constructiva.

Ella es: Giuliana Beltramone, tiene 28 años y es Lic. en Gestión Ambiental. 

En su beca Doctoral de CONICET, busca establecer y desarrollar una metodología operativa basada en el procesamiento de imágenes satelitales ópticas y SAR que permita caracterizar cambios en el albedo y contenido de agua líquida de cuerpos níveos asociados a la presencia de contaminantes atmosféricos, en particular carbono negro, y evaluar su impacto en el proceso de fusión.

Me fascina aprender y descubrir nuevas formas de observar nuestro ambiente. Después de recibirme di clases de nivel medio y universitario, trabajé en una consultora ambiental y en un centro de investigación. Estar haciendo un doctorado ahora junta un poco de todas las cosas que he hecho y me apasionan, así que es una combinación muy linda para mí“, nos cuenta.

Ella es: Almendra Brasca Merlin, tiene 28 años y es Mgter. en Aplicaciones de Información Espacial, graduada en Ciencias Geológicas. 

Estudiante y docente, Almendra trabaja sobre “Desarrollo del pensamiento multiescala en la enseñanza de la geomática” en su Beca Doctoral SECYT/UNC.

Me gustan los MAPAS, me gusta como la gente lee los MAPAS y finalmente me gusta enseñar a resumir ideas y procesos en MAPAS”, nos confiesa.

Él es: Juan Manuel Casañas, tiene 24 años y es Licenciado en Geología de la Universidad Nacional de La Plata. 

Desertificación por erosión eólica utilizando imágenes satelitales e instrumental aerotransportado” es el trabajo que viene abordando dentro de su Beca Doctoral en Temas Estratégicos del CONICET

Juan nos hace un resumen de sus preferencias relacionadas al trabajo, y entre ellas se encuentran los volcanes, softwares y nuevas tecnologías.

Ella es: María Victoria Marinelli, tiene 31 años y es Ingeniera Agrónoma.

Su Beca Doctoral co-financiada por CONICET/INTA trata sobre “Evaluación y mapeo de servicios ecosistémicos en agrosistemas hortícolas como base para el ordenamiento del territorio periurbano basada en sensores remotos”.

Me gusta trabajar en equipo. Que la ciencia se desafíe a dialogar y entenderse con los espacios no académicos exclusivamente. Me interesa hacer ciencia comprometida con la sociedad, con los desafíos de la sustentabilidad ecológico-social-política. Me gusta mucho el mate y los espacios de compartir ideas. Soy amante de la lectura, la música, bailar y el ambiente natural”.

Ella es: Cynthia Garay, tiene 30 años y es Ingeniera Agrónoma.

Cynthia tiene una Beca Doctoral del CONICET en la que trabaja sobre “Estudio e integración de factores socioambientables en la presencia y persistencia de Triatoma Infestans. Aportes germáticos para el manejo de la enfermedad de Chagas en zonas rurales y peri-urbanas

En cuanto al trabajo, nos dice que toma mate todo el día, es ansiosa y para descontracturar hace yoga y canta. ¡Un gran aviso para quienes compartan la oficina con ella!

Ella es: Alba Germán, tiene 31 años y es Mgter. en Aplicaciones Espaciales de Alerta y Respuesta Temprana a Emergencias, Lic. en Gestión Ambiental.

Trabaja sobre “Evaluación y desarrollo de herramientas geoespaciales para la gestión de la calidad de aguas interiores mediante la integración de información satelital y monitoreo de campo” en su Beca de Doctorado del CONICET.

Alba nos cuenta que le gusta mucho trabajar en equipo y si puede ser multidisciplinario más aún. Es bastante ansiosa por lo que le gusta definir las cosas rápido. ¡Además no le puede faltar mate en la oficina!

Ella es: Soledad Represa, tiene 34 años. Investigadora, Dra. en Cs. Exactas, Área Química y en Ingeniería Geomática, Lic. en Química y Tecnología Ambiental.

Su Beca Post Doctoral consiste en “Discriminación de aerosoles en la columna atmosférica a partir de observaciones satelitales”.

Con respecto a su trabajo nos comparte que investiga las posibles aplicaciones de los productos satelitales en el estudio de la calidad del aire. Le interesa crear nuevas tecnologías que faciliten la toma de decisiones, y aporten nueva y mejor información para la gestión de nuestros recursos naturales. Disfruta programando y analizando dato, y le encanta organizar actividades de popularización de la ciencia.

Él es: Matías Scavuzzo, tiene 27 años y es Lic. en Nutrición de la Universidad Nacional de Córdoba.

“Caracterización epidemiológica integral de la infección por parásitos intestinales en niños del Departamento de General José de San Martín, Salta” es el título de su trabajo dentro de la Beca Doctoral del CONICET.

“Me apasiona la docencia, la ciencia y el área de la salud pública” expresa Matías, entorno al entusiasmo que encuentra dentro de su labor.

Disfrutamos de compartir con la Comunidad Gulich, un poco de los perfiles de los profesionales que hoy forman parte de nuestra casa.

Si bien hoy cada uno de ellos hace ciencia desde su hogar para cuidarnos entre todos, no vemos la hora de volver a encontrarnos en los pasillos del Instituto. Entendemos que nuestra función es la de acompañarlos en sus caminos y brindarles las herramientas necesarias para avanzar.

¿Pensaste vos también en formar parte de la Familia Gulich?